Útiles prácticas en el aprendizaje con Netbooks

Ahora que cada estudiante va a disponer de un portátil personal en la clase, el profesor tiene disponible más medios instructivos. Veamos prácticas muy útiles que pueden aplicarse durante la explicación de una lección para aprovechar el potencial de esta tecnología:

1. Cada semana se asigna a un estudiante diferente para que inicie la clase con una breve explicación (de 2 a 3 minutos) sobre un tema que sea interesante o relevante para él

El estudiante comparte la presentación con la clase a través de los netbooks, enviando previamente el archivo. No sólo este estudiante ha internalizado y personalizado un concepto, sino que ahora el resto de la clase tiene acceso a esta presentación y conocimiento.

2. El profesor puede hacer que todos los estudiantes visiten una página web específica de forma simultánea durante la clase

Internet está repleto de sitios web muy interesantes e interactivos que rápidamente puede ilustrar o demostrar conceptos clave. Por ejemplo, tras una explicación sobre la pintura de Goya, un estudiante encuentra el portal www.artehistoria.com que proporciona información detallada de su vida y obra a través de un video. El estudiante pasa este enlace al profesor, quién después lo pasa a sus otros compañeros. En tres minutos, el profesor recibe un comentario de otro estudiante quién propone visitar el Museo del Prado para ver los cuadros en vivo. Está claro que la obra de Goya ha empezado a ser más interesante para los estudiantes.

La interacción que hemos descrito no podría suceder sin el uso de netbooks por parte de los estudiantes y el profesor. Es realmente alentador ver cómo los estudiantes, inspirados por la clase, utilizan el netbook en cuanto tienen un momento para seguir investigando más allá del temario. Sin un netbook con acceso rápido, el primer estudiante podría haber olvidado su interés después de clase y no haber encontrado artehistoria.com. Este ejemplo muestra los beneficios indirectos que surgen al poder seguir aprendiendo al final de la clase.

3. Pueden usarse portales web para introducir tópicos, generar debates y solidificar conceptos

El profesor puede dirigir a los estudiantes a un portal web para ilustrar o introducir un concepto relacionado con el contenido de la clase. Estas visitas normalmente generan un debate interesante que capta el interés de los estudiantes. De forma similar, tras explicar un concepto abstracto, la clase puede ir a una página web, que ilustra el concepto en acción.
Otra ventaja es que con frecuencia salen preguntas y temas en clase, que el profesor no había preparado o están fuera del currículum, pero que pueden investigarse rápidamente en la web. Disponer de un buscador de información rápida en clase es una herramienta muy útil.

Imagina que la clase trata de animales mamíferos. El profesor podría designar a un estudiante para que encuentre cuáles son los cinco mamíferos más grandes, y designar a otros para que encuentre el número de especies que existen dentro de esta categoría. En cinco minutos, el profesor y la clase tendrán la respuesta. Esta actividad rápida y fácil incrementa la motivación del estudiante, mantiene su interés haciéndole participar y contribuye en última instancia al aprendizaje.

4. Los estudiantes pueden ir a la biblioteca sin salir de clase

Las bibliotecas en la mayoría de escuelas y universidades permiten acceso a numerosas publicaciones, bases de datos e índices a través de sus intranets. Muchos de estas publicaciones incluyen enlaces a textos completos que pueden imprimirse o accederse desde la misma clase.

Este acceso proporciona una herramienta muy útil para investigar durante la clase. Un profesor puede enseñar y supervisar a los estudiantes cuando llevan a cabo búsquedas académicas e investigación erudita. Antes esta tarea requería llevar a toda la clase a la biblioteca o el profesor mostraba como se realiza una búsqueda desde su ordenador. Los estudiantes aprenden más haciendo y los netbooks les permite “hacer” mientras el profesor supervisa.

5. Introduce juegos y simulaciones

Si hay una actividad que a la generación de hoy le encanta, es divertirse con juegos o simulaciones en el ordenador. Se ha demostrado científicamente que los juegos de simulación incrementan la motivación del estudiante y proporcionan un mejor contexto para entender conceptos, lo que a su vez incrementa el aprendizaje del estudiante. Como esta motivación existe inherentemente, la clave es aprovechar este interés y introducirlo dentro de la clase.

Por ejemplo, un profesor puede proponer la organización de tienda que vende limonada. El profesor puede hacer que los alumnos diseñen la empresa, pongan los precios, hagan las compras y estimen las ventas y así lleven a cabo simulaciones en el ordenador para averiguar la viabilidad del negocio. Los estudiantes pueden realizar el experimento y después analizar los resultados usando los programas del ordenador.

6. Aprovecha los medios digitales de comunicación

Nada capta mejor la atención del estudiante que un fragmento de una película popular, un programa de televisión o un anuncio divertido. Boster et at encontraron que cuando los video clips se integraban en una lección, los estudiantes conseguían mejores resultados.

Usar medios de comunicación digitales con los netbooks tiene ventajas al potenciar al máximo sus efectos en la motivación y el aprendizaje de los alumnos. Con los medios digitales, el profesor puede compartir con los estudiantes a través del correo electrónico u otras técnicas, clips de video que se han usado en clase a la hora de ilustrar un tema. Vemos que los estudiantes a su vez comparten estos videos con sus amigos y familia, explicándoles los puntos más importantes. Si consigues que un estudiante esté entusiasmado y hable de un tema de clase en casa o fuera del colegio, has conseguido básicamente que disfrute aprendiendo.

Muchos libros de texto incluyen también ahora CD-ROMs. Los profesores pueden usar esta valiosa herramienta de aprendizaje durante demostraciones y ejercicios, del mismo modo que se puede hacer accediendo a portales educativos. Estos ejercicios normalmente son muy divertidos e interesantes y muchos comentarios de estudiantes indican que les motiva a aprender.

Antes de disponer de netbooks, los profesores podían poner estos ejercicios como deberes o sugerir que miraran una demostración en particular. Con el CD-ROM el profesor no tiene que preguntarse si el alumno ha realizado el ejercicio asignado sino que ahora cada estudiante puede usar su CD para realizar el ejercicio en clase mientras el profesor monitoriza el progreso de cada uno. Este tipo de ejercicios tienden a poner en práctica conceptos estudiados y los fijan en sus mentes. Ahora tienen una ayuda visual, auditiva y táctil de lo que ha sido explicado en clase.

Si en vez de tener alumnos más atentos, lecciones más interactivas y una aprendizaje más individualizado, te encuentras que en el aula TIC

  • Tus alumnos se distraen fácilmente con aplicaciones de juegos o navegando por Internet
  • Tus alumnos se pasan la clase chateando entre ellos
  • Se instalan programas o música desde sus USBs
  • Imprimen documentos de forma indiscriminada
  • Te desplazas continuamente para atender a sus dudas

Haz una prueba gratuita con el software NetSupport School durante 30 días.Te sentirás mucho más cómodo dando clase y tus lecciones te cundirán el doble.

Prueba 30 días Gratis